Dos aspectos de discurso (Noel Alejandro Matos Rivera)

La necesidad de un cambio se vuelve cada vez más evidente por la inminencia de la crisis económica; sin embargo, en una sociedad donde la actividad política encuentra sus límites en la discusión del estatus, el ciudadano de a pie no contempla ni reconoce como políticos los orígenes de la grave situación fiscal. Surja o no una formación política de esta iniciativa, el objetivo más noble que nos debemos trazar es crear una conciencia política en la mayor cantidad posible de puertorriqueños.

Ahora bien, el primer paso para atender la crisis democrática es la reforma electoral (tal como se ha propuesto), pero eso sólo será posible desde el poder. Aun si convencemos a los partidos principales de la necesidad de una reforma democrática, los intereses del capital financiero dentro de las estructuras de los partidos impedirían las transformaciones sustantivas que necesitamos. Por lo tanto, la única forma de concretar ese cambio sería con una victoria electoral. Para esto habría que presentarse con una insignia, y aquí está el riesgo de convertirse en otro partido más que el bipartidismo derrotará. Esto me lleva a lo más importante: aún cuando esta iniciativa quede en un movimiento social sin aspiraciones electorales: el discurso a elaborar.

Hay dos aspectos importantes que determinarán el éxito o fracaso del discurso: el contenido y el tiempo. Empiezo por lo segundo, el discurso debe ir evolucionando en consonancia con la realidad política de Puerto Rico; en España el 15M fue la condición de posibilidad de Podemos y en menor o mayor medida del auge de Ciudadanos. Por eso, creo que es importante que se vaya diseñando un discurso que empuje a la ciudadanía a la movilización política y que esa misma movilización sirva de fundamento para el discurso, que lo legitime.

DiscourseEn cuanto al contenido del discurso, me parece que lo esencial es quitarle protagonismo a la discusión del estatus y redirigir el foco de atención, y aquí Podemos vuelve a ser un referente, a la discusión de los de arriba contra los de abajo; los de arriba, los que tienen acceso a la salud, acceso a educación de alta calidad, los que hacen sus compras en el Mall of San Juan, y a los que los aparatos “democráticos” del régimen le sirven y le responden bien; contra los de abajo, a los que la democracia del E.L.A. no nos sirve, los que tenemos dificultades en acceder a servicios de salud de calidad, los que tenemos que endeudarnos para ir a estudiar, los que luego de grandes deudas no encontramos empleo, los que sufrimos la falta de transporte publico, los que recibimos el mayor impacto de impuestos regresivos, los que sufrimos la emigración de familiares y vecinos.

Es vital prepararse tácticamente, pues en cuanto nos consideren como adversarios que cuestionan las lógicas del régimen actual los ataques, que llegarán de todos los actores del escenario político, con epítetos peyorativos como revoltosos y radicales, serán las puntas de lanzas del discurso del miedo. Hay que evitar, a toda costa, la ingenuidad; casi na’.

Y que no se me olvide, quiero felicitarles y agradecerles. Algo como esto hacía falta. Gracias!

Noel Alejandro Matos Rivera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s